04 Jul 2013

Artículo sobre SUALAI en ENTRESOCIOS.ES

0 Comentarios

Historias y consejos de emprendedores para emprendedores. Hoy con nosotros Sualai, un gran taller de cocina

En Entresocios.es nos encantan las historias de nuevos emprendedores que acaban de aventurarse en sus proyectos porque creemos que su experiencia nos es útil para conocer dónde podemos tener problemas en la aventura del emprendimiento y tambièn para conseguir unos consejillos que nos hagan de todo esto un proceso lo más apacible posible. Nos hemos reunido con Edurne y Adela en su proyecto llamado Sualai (pincha aquí) en un intento por mostrar a toda nuestra comunidad de emprendedores ejemplos de empresas jóvenes, atrevidas, con un espíritu similar al que nosotros queremos impulsar en nuestra página web. Estas dos emprendedoras son dos cocineras que han hecho realidad un proyecto al que se dedican en cuerpo y alma. Enseñan a cocinar a sus clientes a través de talleres. Esta es la historia detrás de un bonito logo y de un pequeño gran proyecto.

Los comienzos de Sualai

Adela y Edurne provienen del mundo de la hostelería. Ambas estuvieron trabajando 14 años para una empresa que tenía un contrato suscrito con el ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Hace más de un año y debido a los recortes, la relación laboral que tenían con la Administración finalizó. Ante la perspectiva de verse sin trabajo, ambas decidieron convertirse en socias y han conseguido llegar a la realidad en la que ahora esán embarcadas.

Los retos de Sualai

A nivel personal, las exigencias de un negocio privado son muy altas, la comparación la podemos hacer con la de formar una familia. Te “casas” con tu proyecto. Necesitas hacer una cartera de clientes, viabilizar la actividad, llevar un control financiero, etc. Todo ello implica una dedicación que debemos tener muy clara a la hora de afrontar cualquier proyecto. Adela nos contaba como la conciliación de su vida laboral y familiar se ha visto afectada en esta nueva realidad.

La gratificación de un emprendedor proviene de los rendimientos económicos, pero ellas también destacan las satisfacciones que se llevan ante los agradecimientos que les muestra la gente. Para nosotros, un emprendedor elige una forma de vida, en la que se va a enfrentar a experiencias nuevas cada día. Estamos de acuerdo en que no todas ellas serán positivas, pero no conocemos a nadie, que diga que el haberlas vivido no le haya ayudado en su desarrollo personal, y eso es una satisfacción en si misma.

Sobre la localización de su taller, ellas recomiendan patear las calles en las que creamos que va a haber más afluencia de clientes potenciales. Ellas se basaron en esta estrategia y les ha ido muy bien. Una estupenda inmobiliaria hizo el resto.

Sobre los permisos para poner en marcha su taller de cocina, aquí la experiencia fue bastante complicada. Al tratarse de un local situado en la zona antigua de Vitoria, el Ayuntamiento exigió bastantes requisitos y se demoró sobremanera en la concesión de los permisos. La actividad del Ayuntamiento fue de todo menos fácil. En total once meses (desde marzo hasta febrero de este año) para conseguir regularizar todos los trámites para poner en marcha su actividad. Incluso llegó antes la licencia de actividad que la de obra. En este punto sólo se puede recomendar paciencia y buenas maneras. La flexibilidad a la hora de conseguir una declaración responsable va a ser vital para conseguir poner en marcha actividades empresariales de manera ágil.

La financiación también generó complicaciones a nuestras emprendedoras. Los bancos y cajas exigían cuantiosos avales muy difíciles de cumplir. Finalmente tiraron de amigos para conseguir un crédito en condiciones “asequibles”. Por lo tanto contactos, amigos, familia, y entresociados, bienvenidos. Respecto a las subvenciones no tuvieron posibilidades por escasez de dinero.

El desarrollo de Sualai

Sualai se sitúa en el centro de la ciudad. Es un espacio diáfano, en el eje central se sitúa una vitrocerámica inmensa, en la que nos podemos sentar a deleitar la elaboración de cualquier tipo de plato de comida. Posee una entreplanta, que dota a la estancia de una gran amplitud, una mesa ideal para celebraciones y todo ello decorado con un gusto muy contemporáneo, muy al hilo de los locales de Nueva York tan de moda en estos momentos.

Dan cursos de cocina muy variados. Por ejemplo puedes llevar a tu niño de 7 años para que reciba un curso de familiarización en la elaboración de platos sencillos. Hay cursos para aprender a hacer almuerzos estilo anglosajón (Brunch), que nos comentan están funcionando muy bien. Puedes apuntarte a cocina italiana, a hacer Whooppies Pies (pasteles estadounidenses). Si eres un enamorado de los vegetales también tienen cursos para vegetarianos, repostería, cata de aceites, vinos.

En definitiva venden servicios generando experiencias. Los clientes buscan la autorrealización, por lo que para satisfacerlos, Sualai tiene que ir un paso más lejos.

La publicidad es imprescindibles. Lo que mejor funciona en su negocio es el boca a boca. Si le añadimos una actividad intensa en redes sociales y un poco de publicidad en periódicos locales, perfecto.

El futuro de Sualai

El futuro de Sualai, como el de los usuarios de Entresocios.es que están buscando socio, es un futuro con muchas ganas. Un futuro que sabe que si resiste ahora vencerá después y un futuro que sobre todo disfruta de tener una enorme ilusión.

Artículo extraido de www.entresocios.es : Historias y consejos de emprendedores para emprendedores. Hoy con nosotros Sualai, un gran taller de cocina

[Arriba]
Sobre el autor


Dejar una respuesta